EL CIGARRO ELECTRÓNICO NO ES EFICAZ PARA DEJAR DE FUMAR EL CIGARRO ELECTRÓNICO NO ES EFICAZ PARA DEJAR DE FUMAR
Quienes lo utilizaron tuvieron efectos peores que quienes no utilizaron un método, rebela estudio. El cigarro electrónico ayuda menos que otros métodos para dejar... EL CIGARRO ELECTRÓNICO NO ES EFICAZ PARA DEJAR DE FUMAR

Quienes lo utilizaron tuvieron efectos peores que quienes no utilizaron un método, rebela estudio.
El cigarro electrónico ayuda menos que otros métodos para dejar de fumar, de acuerdo con un nuevo estudio.

Información de más de 3,500 fumadores que habían intentado dejar de fumar recientemente y de más de 1,300 que lo habían logrado reveló que el cigarro electrónico no sólo parece ser menos efectivo que otros métodos de cesación, sino que su efecto era peor que no utilizar un método, según publican los autores en Tobacco Control.

“Este es uno de una serie de cuatro estudios que hicimos sobre el papel del cigarro electrónico como herramienta para ayudar a las personas a dejar de fumar”, dijo el doctor John Pierce, profesor de prevención del cáncer del Centro Oncológico Moores y la Escuela Herbert Wertheim de Salud Pública de University of California, San Diego.

“Este estudio en particular se hizo porque en el 2017 crecieron un 40% las ventas de cigarros electrónicos, mientras que el cigarro electrónico JUUL con alto contenido de nicotina (equivalente al de un paquete de cigarro común) capturó el 75% de la participación en el mercado”.

“Como la FDA insiste en que los cigarros electrónicos están aprobados si ayudan a las personas a dejar de fumar y la marca JUUL plantea que eso es lo que estaba haciendo en el 2017, estudiamos si ese producto más potente podría ayudar a los fumadores a dejar de fumar porque, hasta ese momento, los cigarros electrónicos con menos nicotina no habían tenido efecto”, explicó Pierce.

“A diferencia de lo esperado, detectamos una disminución del 25% en el uso de cigarros electrónicos para dejar de fumar con respecto del año anterior, en lugar del aumento del 40% previsto a partir del aumento en las ventas; y casi ningún fumador usaba productos JUUL para dejar de fumar”.

Pierce señaló que “en este estudio, los cigarros electrónicos resultados ser mucho menos efectivos para la cesación (siete personas de cada 100 no lograron dejar de fumar) que la ayuda farmacológica para lograrlo”.

Su equipo analizó los datos del estudio PATH de cohorte, representativo de la población de Estados Unidos, que incluyó una sobremuestra de jóvenes de 18-24 años y de afroamericanos para la cohorte de adultos.

Los autores se concentraron en los datos del 2017: 3578 fumadores que habían intentado dejar de fumar y 1,323 exfumadores recientes. En el primer grupo, el 12.6% había probado con cigarros electrónicos.