Una abuelita de 102 años suplica que le regresen a su lorito decomisado por la Policía Una abuelita de 102 años suplica que le regresen a su lorito decomisado por la Policía
El vínculo que podemos desarrollar con nuestras mascotas se fortalece con el tiempo y es inquebrantable. Separarnos de ellas o enfrentar su pérdida puede... Una abuelita de 102 años suplica que le regresen a su lorito decomisado por la Policía

El vínculo que podemos desarrollar con nuestras mascotas se fortalece con el tiempo y es inquebrantable. Separarnos de ellas o enfrentar su pérdida puede suponer un gran desafío.

Tal como le sucedió a Minerva Castellano en Córdoba, Colombia, una abuelita de 102 años que suplica ayuda para recuperar a su amada mascota, un loro llamado Vitricio que la acompañaba desde hace cinco décadas.

El loro representa para ella el mejor recuerdo de su esposo fallecido, su familia se dedica a cuidarlo y ofrecerle su amor.

Se trata de un ejemplar de loro moña amarilla que pertenecía a Miguel del Toro, el esposo de Minerva, que murió hace más de 10 años.

Una abuelita de 102 años suplica que le regresen a su lorito decomisado por la PolicíaSIGUIENTE Por MARIALE BARRADAS · 1 Jun 2021
El vínculo que podemos desarrollar con nuestras mascotas se fortalece con el tiempo y es inquebrantable. Separarnos de ellas o enfrentar su pérdida puede suponer un gran desafío.

Tal como le sucedió a Minerva Castellano en Córdoba, Colombia, una abuelita de 102 años que suplica ayuda para recuperar a su amada mascota, un loro llamado Vitricio que la acompañaba desde hace cinco décadas.

El loro representa para ella el mejor recuerdo de su esposo fallecido, su familia se dedica a cuidarlo y ofrecerle su amor.

Se trata de un ejemplar de loro moña amarilla que pertenecía a Miguel del Toro, el esposo de Minerva, que murió hace más de 10 años.

Desde que el loro llegó en 1970 a la casa de Minerva, se convirtió en su mejor amigo, ha visto nacer a decenas de hijos y a casi cincuenta nietos y bisnietos de Minerva.

Vitricio siempre alegró los días de la familia, sobre todo cantando emblemáticos temas de vallenato.

Ahora el ave está en manos de la policía, los agentes decidieron decomisar a Vitricio dejando a Minerva devastada.

Una abuelita de 102 años suplica que le regresen a su lorito decomisado por la PolicíaSIGUIENTE Por MARIALE BARRADAS · 1 Jun 2021
El vínculo que podemos desarrollar con nuestras mascotas se fortalece con el tiempo y es inquebrantable. Separarnos de ellas o enfrentar su pérdida puede suponer un gran desafío.

Tal como le sucedió a Minerva Castellano en Córdoba, Colombia, una abuelita de 102 años que suplica ayuda para recuperar a su amada mascota, un loro llamado Vitricio que la acompañaba desde hace cinco décadas.

El loro representa para ella el mejor recuerdo de su esposo fallecido, su familia se dedica a cuidarlo y ofrecerle su amor.

Se trata de un ejemplar de loro moña amarilla que pertenecía a Miguel del Toro, el esposo de Minerva, que murió hace más de 10 años.

Desde que el loro llegó en 1970 a la casa de Minerva, se convirtió en su mejor amigo, ha visto nacer a decenas de hijos y a casi cincuenta nietos y bisnietos de Minerva.

Vitricio siempre alegró los días de la familia, sobre todo cantando emblemáticos temas de vallenato.

Ahora el ave está en manos de la policía, los agentes decidieron decomisar a Vitricio dejando a Minerva devastada.

Eliana Guerrero, nieta de Minerva, ofreció declaraciones a un medio de comunicación local que el loro estaba presentando problemas en una de sus alas, así que lo trasladó a la ciudad de Montería para que recibiera atención médica.

“Cuando nos quitaron a Vitricio, yo llegué a la Terminal de Transportes de Montería y enseguida fui abordada por la Policía Ambienta. Me dijeron que me iban a quitar el loro porque eso era tráfico de especies; yo les expliqué que ese loro había estado con la familia durante 50 años, pero no me hicieron caso”, resaltó.

A pesar de que Minerva no puede atender al loro por su edad y su nieta es quien se encarga de cuidarlo, ella está sufriendo mucho por su ausencia.

Su nieta contó que a todas horas pregunta por él y reclama que “no la ha vuelto a visitar”.

En un vídeo que la familia difundió en las redes se ve a Minerva llamando a Vitricio para ofrecerle un plátano, al ver que no acude a disfrutar del alimento que tanto le gusta ella reacciona conmovida.