VECINOS DE LA INDUSTRIAL AVIACIÓN DENUNCIAN ROBOS Y COMERCIO INFORMAL VECINOS DE LA INDUSTRIAL AVIACIÓN DENUNCIAN ROBOS Y COMERCIO INFORMAL
En la Calle 13 y Hernán Cortés de la colonia Industrial Aviación, existe un parque municipal con juegos infantiles que fue abandonado por la... VECINOS DE LA INDUSTRIAL AVIACIÓN DENUNCIAN ROBOS Y COMERCIO INFORMAL

En la Calle 13 y Hernán Cortés de la colonia Industrial Aviación, existe un parque municipal con juegos infantiles que fue abandonado por la administración de Xavier Nava, dejándolo a merced de la delincuencia que hace unos días entró a robar a las oficinas, llevándose hasta las tazas de baño, la instalación de cobre y otras cosas de poco valor que encontraron.
Pero además, los amantes de lo ajeno violentaron algunos puestos de comida de gorditas, tacos y hamburguesas y se llevaron los tanques de gas, parrillas, hieleras, básculas y demás objetos, generando graves pérdidas a los propietarios a quienes dejaron prácticamente sin patrimonio, ya que son herramientas que usan para el trabajo diario y no está en sus planes hacer una nueva inversión de improviso porque los objetos no son baratos.
Por si todo esto fuera poco, en la calle 13 desde hace algunos meses se instala diariamente una especie de mercado informal de venta de quesos y embutidos, sin el cumplimiento de las mínimas reglas de higiene, pues además de que no hay protocolos de seguridad por el Covid-19, la venta de los productos se realiza sin supervisión de la Secretaría de Salud ni la COEPRIS y muchos menos personal de la Dirección de Comercio Municipal cuyos inspectores solamente pasan cada quincena por la “cuota”.
Los vendedores de queso generan una cantidad importante de basura, dejan el suero de los quesos en las banquetas, hacen sus necesidades fisiológicas en la vía pública, lavan sus vehículos y dejan los encharcamientos con aguas pestilentes y ofrecen sus productos en hieleras que tienen a pleno rayo de sol, comprometiendo la calidad y sanidad de los quesos, mantequillas, salchichas, chorizo, yakult y demás productos que necesariamente requieren refrigeración.
Los vecinos de esa zona exigen a las autoridades que tomen cartas en el asunto, ya que los comerciantes se estacionan hasta en tres filas y obstruyen la circulación, las cocheras y causan problemas constantes marchándose sin ni siquiera barrer el espacio que ocupan; ahora, han atraído a la delincuencia que ha hecho de las suyas cometiendo robos en los negocios de la zona, sin que ninguna autoridad haya intervenido hasta el momento.
Piden que la Secretaria de Salud se ponga estricta y acuda a supervisar la calidad de los productos que ahí se venden y las condiciones en que se ofrecen, antes de que puedan surgir afectaciones en la salud de los clientes y que la Dirección de Comercio Municipal haga su papel y deje de enviar inspectores por la tradicional “cuota” a cambio de hacer como que no pasa nada.