DENUNCIA LE SALVA LA VIDA A UN ADULTO MAYOR DE SUFRIR MALTRATO DENUNCIA LE SALVA LA VIDA A UN ADULTO MAYOR DE SUFRIR MALTRATO
Ante el aumento de personas de la tercera edad maltratadas en la Capital potosina, Gobierno Municipal a través de su Centro de Prevención Integral... DENUNCIA LE SALVA LA VIDA A UN ADULTO MAYOR DE SUFRIR MALTRATO

Ante el aumento de personas de la tercera edad maltratadas en la Capital potosina, Gobierno Municipal a través de su Centro de Prevención Integral informó cómo poder realizar las denuncias pertinentes si se es víctima o testigo de este delito.

“El maltrato al adulto mayor es un acción repetida que tiene la finalidad de causar daño o sufrimiento a una persona de edad avanzada. También se refiere a la omisión de medidas para evitar estas acciones”.
“Para identificar cualquier tipo de maltrato, que sufra o haya sufrido una persona mayor, Es necesario saber que no todas las agresiones radican a la violentación física, sino que, también puede radicar hasta en el mal manejo y administración de sus medicamentos”.

“Así como el que las personas cercanas no le apoyen a sus necesidades, que otra persona maneje su dinero y que lo obliguen a ceder sus posesiones”.

Por otro lado dieron a conocer las dinámicas que pueden evitar y prevenir el maltrato hacia el adulto mayor, como el que la persona de edad avanzada pida ayuda alguien de confianza, que guarde su dinero y objetos de valor en un lugar seguro, no firmar documento sin saber exactamente a qué se refiere, tratar de estar enterado de sus propiedades y ahorros, y por último no convivir con personas violentas que vulneren su seguridad e integridad física.

No obstante, ante una situación de maltrato, el adulto mayor puede realizar una denuncia anónima al 089, o bien, llamar a la línea de emergencia 911.
Al momento de realizar la denuncia en las líneas de emergencia (089 y 911), una operadora de inmediato toma nota de los hechos. Si la denuncia es anónima, solicita domicilio, características del agresor/a, y relato de lo acontecido, para tener conocimiento si la persona adulta mayor vive con su familiar o con otra persona, si se sabe que son familiares quienes le violentan o son personas ajenas a su entorno cercano, si el maltrato es continuo o esporádico, y si las agresiones sobrepasan el umbral físico o bien si se trata de terrorismo sicológico o maltrato económico. Después de este proceso de preguntas, se le manifiesta al denunciante que una patrulla acudirá al lugar para apoyar al adulto mayor en peligro.

Si la denuncia de maltrato se realiza al 911, cuestionan al denunciante si es familiar o una persona cercana al entorno social de la víctima. También si este maltrato es continuo o si sólo esta sucediendo un altercado familiar en ese momento y si hay conductas violentas que pongan en peligro la vida de la persona agredida. De inmediato a los dos minutos de la llamada, solicitan la dirección de la persona maltratada, sus características y si se encuentra más de una persona agrediéndola, para así continuar con el envió de dos elementos de seguridad para que intervengan en los hechos y salvaguardar a la víctima.

El proceso de resguardo dependerá si el adulto mayor es consciente de lo que le sucede, si puede tomar decisiones propias, o bien carece de autonomía, para entonces contactar a otros familiares, y así canalizar el caso a las instancias correspondientes donde se le brindará apoyo.
Por otro lado puntualizan que, “también pueden recurrir a una persona de confianza para darle a conocer la situación de violencia que está viviendo. Así como elaborar un plan de seguridad donde tenga estrategias de protección. Indispensable que el adulto mayor tenga a la mano su INE, Curp, títulos de propiedad y cuentas bancarias para cualquier aclaración”.

Por último remarcaron que el INAPAM cuenta con un área de asesoría jurídica y orientación psicológica para brindar apoyo a personas de la tercera edad que sufren distintos tipos de maltrato como físico, psicológico, económico, abuso sexual, abandono y negligencia.

Además de que pueden acudir a las instituciones especializadas en atender casos de maltrato de personas mayores, como la Procuraduría de la Defensa de Personas Mayores, Gestión y Participación Social, ubicada en la calle Nicolás Fernando Torre #500, Col. Jardín SLP.