ANTROS POTOSINOS PIERDEN HASTA 50 MDP POR PANDEMIA ANTROS POTOSINOS PIERDEN HASTA 50 MDP POR PANDEMIA
Los centros nocturnos de San Luis Potosí reportan pérdidas por más de 50 millones de pesos a causa de los efectos de la pandemia,... ANTROS POTOSINOS PIERDEN HASTA 50 MDP POR PANDEMIA

Los centros nocturnos de San Luis Potosí reportan pérdidas por más de 50 millones de pesos a causa de los efectos de la pandemia, de los cuales 25 millones tienen que ver con la cancelación de las ediciones 2020 y 2021 de la Feria Nacional Potosina (Fenapo), reportó Roberto Pinto Madrid, presidente de la Asociación de Antros, Bares y Discotecas.

El empresario dijo que, además de la cancelación de la Fenapo, los centros nocturnos reportan pérdidas económicas por establecimientos a los que, aún en semáforo verde, les fue imposible abrir sus puertas, debido a las afectaciones que tuvieron en el tiempo que permanecieron cerrados.

Además, los empresarios de este sector tuvieron que hacer fuertes inversiones para garantizar la ventilación y la extracción del aire de estos centros nocturnos, dado que fue uno de los requerimientos de las autoridades sanitarias para que pudieran operar; asimismo, consideran que medidas como la sanitización de espacios y el uso de mascarillas al interior deberán permanecer durante varios años más.

Actualmente, con el semáforo naranja, los centros nocturnos han tenido que cerrar otra vez sus puertas, sin embargo, Roberto Pinto denuncia que tienen identificados hasta cinco lugares clandestinos que están operando en el Centro Histórico con la tolerancia de autoridades, principalmente de la Unidad del Centro Histórico del Ayuntamiento capitalino, por lo que pidió que se tomen medidas al respecto.

Pinto Madrid dijo esperar que el semáforo naranja dure solamente 15 días o un mes máximo, dado que considera que la vacunación ayudará a reducir los contagios, especialmente ahora que se está inmunizando a la población de 18 a 29 años y ha sido un sector que ha respondido bien al llamado de las autoridades a vacunarse.

Los efectos adversos de la contingencia no han cesado desde marzo del año pasado en que iniciaron los contagios de Covid-19 en el estado, dado que ha sido uno de los sectores que más restricciones ha tenido por la naturaleza de su actividad, la cual implica una proximidad social.